relaciones

¿Como puedo explicarle a una joven de una manera clara, simple y no muy larga el porque de no tener relaciones prematrimoniales?

Pregunta:

Estimado Padre:
Mi nombre es Asunción, coordinadora de un grupo de jóvenes. En una de nuestras charlas salió el tema de la sexualidad y una de las jóvenes afirmó que no sabía cómo evitar las relaciones sexuales antes del matrimonio con su novio, porque él no lo veía como pecado, sino todo lo contrario (el novio le decía que el acto sexual es algo bello, natural y creado por Dios). Ella decía que si le decía que no, tenía miedo de perder a su novio.
¿Como puedo explicarle a ella eso de una manera clara, simple y no muy larga?

 

Respuesta:

Estimada Asunción:

Te envío estas reflexiones muy interesantes y orientadoras tomadas de la página http://www.soloparajovenes.org/relsprem.htm  (allí podrás encontrar más material).


El arte de decir ‘no’: cómo decir ‘no’ sin perder su amor

 

¡No gracias! Si realmente me amaras no preguntarías.

Decidí no tener relaciones premaritales, así que por favor no me presiones.

Eres fenomenal. Me gustas mucho, pero cuando tengamos relaciones sexuales será porque ya hicimos un compromiso total en el matrimonio y todavía… no lo hemos hecho.

Claro, me siento romántico, pero no quiero arriesgarme y ambos sabemos que lo sexual puede ser dinamita… ¡enfriémonos!

Yo respeto tus sentimientos; por eso te pido que respetes mi decisión. ¡No gracias!

Cómo decir ‘no’ con:

  • El vestido: vístete para lucirte tú, no tu sexualidad.
  • Las palabras: enfría las conversaciones que se calienten mucho.
  • Las acciones: planea hacer cosas en tus salidas que no lleven a caricias íntimas que te puedan encaminar mal.

¿Pero, y si pierdo su amor?

Si tu ‘no’ hace que se aleje… Realmente no eras amada como persona, sino sólo como objeto sexual

Tu ‘no’ está en el conocimiento:

  • De quién eres
  • Qué piensas
  • Qué escoges hacer

Si eres noble y sincero.

Tu nobleza te obliga a actuar responsablemente: tener relaciones sexuales fuera de un compromiso total y permanente no es ser responsable.

__________________

Nota: Agradecemos a los jóvenes de ADEVI (Asociación Defensa de la Vida en Costa Rica) estos buenos consejos, que ellos publicaron en un folleto.


¿Es que no entiendes lo que  significa la palabra no?

Recuerda, una atrevida propuesta exige una súper firme respuesta para ponerle fin a la presión de una vez por todas. Di no con firmeza y dejará de presionarte.

Buenas respuestas que puedes dar hoy  a las típicas proposiciones: 

Invitación:‘Yo lo hago con todas mis amigas’. 
Respuesta: ‘No conmigo. A propósito, ahora yo soy tu ex-amiga’.
Invitación:‘Quitémonos la ropa y estemos juntos. No necesitamos hacer nada’.
Respuesta:‘¿Me crees tan estúpida?’
Invitación:‘¿Te parece que no soy atractivo(a)?’
Respuesta: ‘Sí. Me pareces muy atractivo(a). Me gustas mucho. Por esto precisamente no quiero que naufrague nuestra relación haciéndola demasiado física.’
Invitación:‘No te preocupes. Voy a usar protección’.
Respuesta: ‘Protección vas a necesitar si no me dejas tranquila’.
Invitación:‘Yo me detengo cuando tú digas’.
Respuesta: ‘Pues hazlo ahora mismo’.
Invitación:‘Yo te amo’.
Respuesta: ‘Entonces pruébalo respetando mis valores’.
Invitación:‘¿Pero qué estás esperando?’
Respuesta: ‘Estoy esperando por la persona con quien me voy a casar’.
Invitación:‘El sexo no es una cosa tan importante’.
Respuesta: ‘Para mí sí lo es y también para mi futuro esposo(a) y lo es mucho para Dios. Estoy comprometido(a) a reservar las relaciones sexuales para el matrimonio’.
Invitación:‘Si tú realmente me quisieras’
Respuesta: ‘Si tú realmente me quisieras no me pedirías esto.’
Invitación:‘Todo el mundo lo hace’.
Respuesta:‘Entonces te será muy fácil encontrar a otra persona para hacerlo’.

Dile sí a tu mejor no 

¿Cómo voy a decirle a Jorge que no?

Así puedes decir no:

  • ‘Te digo no, porque me gustas mucho y no quiero que en una entrega total te conviertas para mí en un objeto de juego.’
  • ‘Te digo no, porque si de verdad tu amor fuera sincero no me pedirías algo así.’
  • ‘Te digo no, porque es más romántico decirte que no ahora, para poder decirte sí con la frente alta el día de nuestra boda.’
  • ‘Te digo no, porque tú eres lo más valioso para mí y yo lo más valioso para ti ¿no?’
  • ‘Porque yo te respeto, permíteme decirte: no.’

También dices no:

  • Cuando te vistes alegre y a la moda pero no provocativa.
  • Cuando no participas en conversaciones en las cuales no se respeta el sexo.
  • Cuando tu tiempo y tus actividades están bien planeados en tus diversiones y paseos.
  • Cuando miras a tus padres como amigos y los escuchas porque saben mucho.
  • Si con tan buenas razones se va… ¡alégrate!, porque te salvaste de vivir el infierno de alguien que no te ama y sólo quería usarte a su capricho.
  • El ‘no’ es la mejor prueba de amor.

______________________

Nota: Este texto es de un folleto publicado por la Asociación Pro Vida de Valladolid, España, y se reproduce con su autorización.


Así viven su sexualidad las personas  que saben amar de verdad

La castidad es el uso correcto de la capacidad generativa y de los actos relacionados con ésta. En el matrimonio reclama fidelidad, fuera de él, abstinencia gozosa.

Pero la vivencia de la castidad es mucho más profunda. Es una actitud interior, es pureza de la mente y del corazón, es la capacidad de vivir la dimensión sexual en beneficio de las personas.

‘Dichosos los limpios de corazón’. 

Sólo en el matrimonio es adecuado hacer uso de la genitalidad.

Existe por su función reproductiva (procreación) y es en el matrimonio donde se está en capacidad de cuidar y educar bien a los hijos (consecuencia natural del uso de la genitalidad).

Da oportunidad para que un hombre y una mujer se expresen el mutuo amor de un modo pleno, y esto sólo lo merece quien se ha comprometido de un modo definitivo a caminar juntos (unión).

Quien vive en castidad está en armonía con la naturaleza del acto conyugal.

Si la unión genital sólo debe darse en el contexto matrimonial, entonces la excitación asociada a esta unión también pertenece a los esposos y sólo a ellos. El cariño que se expresan los novios será verdadero y bien orientado si saben respetar estos límites.

‘Sólo mi esposo merecerá ese regalo’. 

Quien vive en castidad expresa un amor real. Quien ama de verdad, es capaz de esperar hasta el matrimonio. Busca a la persona por lo que es, y no por el placer. Este es el modo de probar que se ama al otro, y de probar el amor del otro.

‘Si me amas de verdad, podrás esperar’. 

Un requisito para que el amor sea real es que sea generoso y disciplinado. El amor exige sacrificio. El sexo pre-marital es egoísta y es de personas sin dominio propio. Quien lo practica no se entrena en el sacrificio. La castidad prepara el camino a la fidelidad. No hay que ‘quemar etapas’, el noviazgo necesita más diálogo.

‘Un buen noviazgo es la base de un buen matrimonio’. 

La castidad es signo de madurez afectiva y humana. No se trata de reprimir, sino de sublimar. De hecho, sólo quien vive en castidad es realmente libre; el que no, se esclaviza, es vicioso. Sólo el que es casto puede vivir libre de preocupaciones innecesarias.

‘La castidad da alegría y libertad’. 

Propio del ser humano es que la razón domine la pasión. La castidad hace a la persona más humana. El autodominio hace al hombre más hombre, y a la mujer más mujer. Los animales siguen su instinto sin preocuparse de nada más… algunos pobres seres humanos proceden igual.

‘Yo soy un ser humano, me comporto como tal’. 

La castidad es signo de sabiduría y sensatez, darse cuenta de que se está explotando al ser humano por uno de sus lados más débiles para vender productos. El joven que razona no cae en el consumismo sexual.

‘No sólo tengo hormonas, también tengo neuronas’. 

La castidad es un modo para darse a respetar y para que nos valoren como personas, y no como objetos de placer. Es signo de autoestima, y su práctica la aumenta.

‘Valgo mucho. No soy juguete de nadie’.

Los muchachos que valen la pena, valoran más a las muchachas que se hacen respetar, y viceversa. De hecho, van a querer un(a) esposo(a) que se haya comportado con dignidad. Los y las ‘fáciles’ parecen ser preferidos, pero en realidad, los que saben pensar no quieren que el padre o la madre de sus hijos haya sido un(a) persona ‘fácil’. Cada uno con su comportamiento, escoge el tipo de persona que quiere a su lado.

‘Si me doy como persona, seré valorado(a) como persona.

Si lo que ofrezco es carne, seré valorado(a) como carne’.

__________________________________________

© 2003 Vida Humana Internacional Lovematters.com

Deja un comentario