¿Existe algún método natural para regular la natalidad?

Pregunta:

Estimado Padre Fuentes: Le escribo estas líneas para hacerle una consulta, esperando que Ud. me ayude con esta inquietud. Hace un año y cuatro meses que estoy casada, y al mes de mi casamiento Dios nos dio la más hermosa de las bendiciones que puede darle a un matrimonio, la de ser padres. En diciembre nació nuestra bebe después de un embarazo un poco complicado, el cual terminó en una cesárea de urgencia. A raíz de la cirugía, tengo que esperar como mínimo dos años para volver a concebir. Con mi esposo, sabemos que el uso de anticonceptivos es un pecado, y estamos conscientes de nuestra responsabilidad que asumimos el día que nos casamos, el de ser colaboradores de la obra creadora de Dios. Es por eso que queremos saber si existe algún método natural, y como se usa, para poder esperar hasta que pueda volver a embarazarme, mi intención es asesorarme bien para poder enseñárselo a mis amigas. Bueno Padre, espero que Ud. pueda ayudarnos, y le pido que rece por nosotros y por todos los matrimonios del mundo.

 

Respuesta:

Estimada Sra.

Ante todo, quiero felicitarla a Usted y a su esposo por la claridad de sus convicciones morales. El caso que Usted me plantea es uno de los que hacen lícito el recurso a los métodos naturales.

El Papa Juan Pablo II ha hablado muchas veces de la importancia de que los matrimonios conozcan estos métodos que sirven tanto para regular la fertilidad en orden a no producir un embarazo cuanto a buscar un embarazo. Los métodos naturales son muchos, y son sólo métodos de diagnóstico, es decir, sirven para ayudar a los esposos a conocer los momentos en que sus relaciones pueden ser fértiles y cuándo no son fértiles, y de este modo proyectar sus intimidades conyugales.

Como Usted me pide conocer cuáles son los métodos naturales, le mando a continuación un primer punto escrito por la Dra. María Concepción Morales (que puede encontrar en la página de Vida Humana Internacional:www.vidahumana.org), y luego un segundo punto donde le indico los datos sobre la ‘eficacia’ de los métodos. Sólo le hago tres observaciones importantes:

1) Se habla de métodos en plural porque un matrimonio puede encontrar mayor eficacia en un método que en otro (algunas mujeres con ciclos regulares prefieren usar el método del ritmo; para otras éste es ineficaz y prefieren el de la ovulación).

2) El método natural (especialmente el de la ovulación) no debe aprenderlo sola sino que debe buscar una buena instructora de métodos naturales, de lo contrario podría aplicarlo mal.

3) Finalmente, el método deben aprenderlo los dos esposos, porque no es solo problema de la mujer.

1. Cuáles son los métodos naturales conocidos

1) El método natural más antiguo que se conoce es el Ogino-Knauss o Método del Ritmo o Calendario, que permite obtener, mediante cálculos matemáticos, los días de fertilidad de la pareja teniendo en cuenta que la mujer ovula sólo una vez al mes a los 14 días antes de la próxima menstruación y que el óvulo vive 48 horas después de la ovulación y el espermatozoide 72 horas después de la eyaculación.

Cuando los ciclos son regulares el método es útil, pero, dadas las frecuentes irregularidades, el método tiene numerosos fallos que generalmente se producen porque el tiempo entre la menstruación anterior y la ovulación depende de la hipófisis y ella a su vez del hipotálamo y éste de la corteza cerebral, de manera que cualquier stress es capaz de producir que la ovulación se atrase o adelante, no así la segunda fase del ciclo que siempre es regular para cada mujer en aproximadamente dos semanas entre la ovulación y la siguiente menstruación.

Los cálculos se hacen tomando en cuenta los 12 ciclos anteriores, se restan 19 días al ciclo más corto y 11 al más largo, sería la fórmula C – 19 y L – 11. Por ejemplo, supongamos que los 12 ciclos anteriores fueron de 28, 27, 31, 32, 28, 30, 29, 32, 30, 28, 32 y 28 días. El más corto es de 27 días y el más largo de 32. Entonces tenemos 27 – 19 = 8 y 32 – 11 = 21, de forma que por este método la pareja seria fértil del día 8 al 21 y si desea posponer el embarazo puede tener relaciones desde el primer día de la menstruación hasta el 8vo., y a partir del 8vo. debe guardar abstinencia sexual hasta el 21, a partir del cual puede reanudar las relaciones. Este método tiene un índice de seguridad de sólo un 64%.

2) El Método de la Temperatura Basal tiene como fundamento el aumento de la temperatura que la progesterona provoca en la mujer. Esta hormona comienza a circular en la segunda fase del ciclo menstrual o sea, una vez que el folículo se ha convertido en el cuerpo lúteo, después de producirse la ovulación. Cuando a una mujer le sube la temperatura es señal que ha ovulado. Regularmente la temperatura sube 2 décimas de grado Centígrado o 4 Fahrenheit. Para llevar el registro hay que tomar todos los días la temperatura basal con el mismo termómetro en las mismas condiciones y a la misma hora, después de al menos dos horas de reposo. Para posponer el embarazo por el Método de la Temperatura Basal debe guardarse abstinencia sexual desde la menstruación hasta tres días después de que se produce el aumento de la temperatura (2gC ó 4gF) por encima de los seis días anteriores, es la llamada regla de 3/6. Este método tiene una seguridad del 99% pero requiere de una abstinencia muy prolongada.

3) El Método de la Ovulación ó Método Billings es un sistema natural y gratuito de regulación de la fertilidad basado en la determinación, por parte de la propia mujer, de las fases fértiles o infértiles de su ciclo menstrual, reconocidas por la observación diaria del moco cervical recogido a la entrada de la vagina. Este método consiste en que cada día la mujer lleva un gráfico donde anota los cambios que observa en el moco cervical. Con este método la mujer debe pasar papel sanitario por el introito vaginal antes y después de realizar sus necesidades y observar si encuentra o no moco así como sus características. Es un método muy seguro pero debe enseñarse por personal calificado y, al menos, durante tres ciclos.

4) El Método de la Autopalpación Cervical se basa en que el cuello uterino sufre variaciones en sus características según el momento del ciclo menstrual por las influencias hormonales. Cuando la mujer es fértil el cuello está alto, blando y con el orificio central entreabierto, mientras que en la fase infértil el cuello está bajo, encontrándosele muy fácilmente al introducir los dedos en la vagina, y es duro, con el orificio externo cerrado.

5) El Método Sintotérmico no es un método como tal, sino la combinación de varios métodos pues combina el cálculo pre-ovular de Ogino, los cambios del moco cervical del Método de Billings, el registro de la Temperatura Basal, la autopalpación del cuello y el dolor intermenstrual de la ovulación. Pudiéndose utilizar la combinación de todos estos métodos o solo algunos de ellos. Cuando se desea posponer el embarazo se toma para comenzar la abstinencia el primero de los signos o cálculos de fertilidad que aparezca y se termina la abstinencia el último día del último método.

6) Existen otros métodos que también son naturales, pues se basan en la determinación de los momentos fértiles o infértiles para que la pareja utilice su paternidad de manera responsable, pero que no son gratuitos, ya que para la determinación de los momentos fértiles o infértiles utilizan accesorios o equipos creados por el hombre y que con frecuencia resultan costosos, como son:

a) Los microscopios de bolsillo: La estructura microscópica de la saliva y el mucus cervical varían si la mujer es fértil o no. Observando en estos equipos la saliva y/o el moco cervical con un entrenamiento muy sencillo, las parejas pueden determinar si la mujer es fértil o no. Existen de diferentes marcas, siendo los más conocidos el Ovulator y el PG-53.

b) Los Métodos Monoclonales son muy sencillos en su utilización, pero costosos. Consisten en hacer una prueba en orina buscando la presencia de la hormona luteinizante que, aunque siempre está presente, tiene un aumento brusco de 24 a 36 horas antes de la ovulación. El fundamento es un Test de Elisa basado en anticuerpos monoclonales que utiliza una técnica de tiras reactivas impregnadas, cuando la hormona luteinizante está baja la tira se mantiene blanca al ponerse en contacto con la orina, pero cuando la luteinizante está alta, lo que ocurre cuando la mujer es fértil, la tira se pone azul, por lo que lleva el nombre de Bluetest. Existen otros similares pero con productos en gotas en lugar de tiras impregnadas.

c) El Bioself es un pequeño aparato que tiene un termómetro electrónico y un microordenador que mide, registra y analiza la temperatura basal y, por medio de señales de luz, indica el estado de la fertilidad.

d) El Sofía es un pequeño equipo computarizado que, introduciéndole los datos de temperatura y mucus cervical, es capaz de dar datos sobre la fertilidad.

La Declaración Final de la Reunión Mundial de Expertos en Métodos Naturales de Planificación Familiar reafirma la importancia de dichos métodos cuando afirma lo siguiente: ‘Durante los últimos sesenta años, el estudio de los síntomas que acompañan el ciclo de la fertilidad de la mujer ha modificado sensiblemente el distanciamiento de los nacimientos. Yendo más allá del método del calendario, del ritmo, los métodos modernos constituyen modos seguros y precisos para conseguir el embarazo o postergarlo. Los métodos naturales se apoyan en una sólida base científica. La salud de las madres y de los niños mejora con el distanciamiento natural de los nacimientos, y no comporta daño alguno ni a la madre ni al niño. Los métodos naturales no hacen daño a la salud de los cónyuges. La libertad y los derechos de la mujer o del marido son respetados por medio de estos métodos, que se centran en la mujer y en la integridad de su cuerpo. Los métodos naturales desarrollan una relación interpersonal más profunda entre los esposos, basada en la comunicación, las decisiones compartidas y el respeto recíproco, fortalecen el matrimonio y, por tanto, la vida familiar’.

S.S. el Papa Juan Pablo II en la carta encíclica Evangelium Vitae, de marzo de 1995, reafirma una vez más la importancia de los métodos naturales de planificación de la familiar e insiste en lo importante de su divulgación.

2.Eficacia de los métodos naturales

Según estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud, los métodos naturales de planificación familiar han demostrado poseer una amplia superioridad sobre los métodos artificiales (anticonceptivos-abortivos) en diversos aspectos. En dichos estudios se demostró que eran fáciles de aprender y de aplicar por la mujer cualquiera sea su nivel cultural (se demostró que pueden ser aprendidos y aplicados con éxito incluso hasta por mujeres carentes de instrucción mínima), que eran aceptados con preferencia a los métodos artificiales y, lo más importante, se revelaron sumamente eficaces en evitar los embarazos. A todas estas ventajas deben agregárseles que por su naturaleza respetan la integridad y dignidad de la persona humana sin lesionar sus derechos.

Un estudio multicéntrico, que abarcó a ciudades importantes de distintos puntos del mundo y distantes entre sí (Auckland, Bangalore, Manila y El Salvador) demostró que el 93% de mujeres fértiles estaba en condiciones de reconocer e interpretar el momento de fertilidad desde su primer ciclo menstrual (destaca que el grupo de El Salvador incluía un 48% de analfabetas). El estudio concluye que las probabilidades de concepción en los períodos determinados como infértiles era del 0,004%, es decir, menos del medio por ciento.

En contraposición se señala que el índice de embarazos utilizando métodos artificiales para el control de la natalidad, varía desde el 1% (píldoras combinadas estrógeno-progesterona) hasta el 20-23% en usuarias de anticonceptivos orales.

En un estudio realizado en Calcuta, India, sobre la eficacia del Método de la Ovulación, se informó de un porcentaje cercano a 0 (cero) sobre una población total de 19.843 mujeres pobres y de distintas creencias religiosas (57% hindúes, 27% islámicas, 21% cristianas).

Las conclusiones del estudio de la Organización Mundial de la Salud sobre la eficacia del Método de la Ovulación fueron las siguientes:

 Por medio de ecografía ovárica se determinó que los síntomas del moco cervical identifican con precisión el momento de la ovulación.

 Todas las mujeres, de cualquier nivel cultural y educacional pueden aprender a usar el método de la observación del moco cervical para reconocer cuándo se produce la ovulación.

 La evidencia mundial sugiere que los métodos de control natal, absteniéndose de la relación sexual en la fase fértil identificada por los síntomas de ovulación, son equivalentes a aquellos de los anticonceptivos artificiales.

 El estudio realizado entre cerca de 20.000 mujeres pobres en Calcuta, con un porcentaje de embarazos cercano al cero, complementado con otros estudios en países en vías de desarrollo, demuestran la efectividad de la Planificación Familiar con Métodos Naturales.

 Los usuarios del método estaban satisfechos con la frecuencia de la relación sexual sugerida por este método de planificación familiar, el cual es económico y puede ser especialmente valioso para los países en vías de desarrollo (Cf. R.E.J. Ryder, British Medical Journal, Vol. 307, edición del 18 de septiembre de 1993, págs. 723-725).

Comparando los dos métodos naturales más seguros, los índices de efectividad son bastante parejos (Cf. Dra. Zelmira Bottini de Rey, Dra. Marina Curriá, Instituto de Ética Biomédica, Curso de Planificación familiar natural, Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires, abril de 1999):

-el índice para el Método de la Ovulación o Billings es del 96.6% (Cf. American Journal of Obstretics and Gynecology, 1991).

-el índice para el Método Sintotérmico es del 97.7% (idem).

-el índice para el Método Sintotérmico en matrimonios altamente motivados para evitar el embarazo es de 97.2% (Cf. Guía para la prestación de servicios de PFN. OMS. Ginebra, 1989).

Estos son índices muy altos y ciertamente no sólo alcanzan sino que superan a muchos de los métodos artificiales más eficaces. Lamentablemente, las campañas de descrédito de los métodos naturales responden no a bases científicas sino a prejuicios ideológicos e intereses económicos.

P. Miguel Fuentes, IVE

Deja un comentario