amor

¿Que pasa cuando dos novios católicos sienten un gran amor y respeto mutuo, y creen estar preparados para mantener una relación sexual sin estar casados?¿ Está bien o mal?

Pregunta:

¿Quisiera saber qué pasa cuando dos novios católicos sienten un gran amor y respeto mutuo y creen estar preparados para mantener una relación sexual sin estar casados? ¿Está bien o mal? Lo que sienten es amor.

 

Respuesta:

Muy estimado:

Muchas veces sucede que personas muy buenas se equivocan, sin mala voluntad, en cosas que son fundamentales. La preguntas que me envías (la cual es muy común escuchar en boca de adolescentes) es uno de esos casos. Hay en ella un par de cosas que están un tanto erradas.

1) Ante todo, si dos jóvenes realmente sienten el uno por el otro un gran amor y respeto mutuo, justamente es ese amor el que les hará de muro de contención contra las tentaciones de adelantar la vida sexual que sólo puede tener lugar dentro del matrimonio. Si un muchacho ama a una chica ‘realmente’, entonces ese mismo amor le hace ‘entender’ misteriosamente que no está todavía en condiciones de darle a su novia (con un gesto sexual), lo que ella se merece:

– no puede darle la totalidad de su persona;

– no puede darle su apellido;

– no puede darle la seguridad de su futuro;

– no puede darle el regalo de hacerla madre (porque él no se ha comprometido públicamente para ser el padre de sus hijos);

– etc.

El amor les hace darse cuenta de esto, como a una madre que quiere regalar una torta a su hijo en el día de su cumpleaños, se da cuenta que no puede regalarle la torta cuando todavía está cruda. Por más apurada que esté por hacer su regalo, haría mal en regalarla antes que termine de cocinarse.

Igualmente, un novio no ama verdaderamente cuando le regala a su novia un amor todavía crudo. Sólo el compromiso público dado ante la Iglesia y la sociedad corona definitivamente el amor de los novios, convirtiéndolos en esposos y, ya sí, dueños el uno del otro.

2) Siendo esto así, si ellos se creen preparados para tener esa relación sexual sin estar casados, entonces en realidad esto es señal de que ‘no están preparados para esa relación sexual’. Justamente: no están preparados porque todavía se engañan en algo tan importante para una pareja como es el modo y el momento en que pueden y deben manifestarse sexualmente el amor.

En realidad, pensar como ellos piensan es un signo de que deben seguir creciendo en madurez, con la ayuda de Dios.

Si dos novios se aman verdaderamente, entonces tratarán de crecer en la virtud, por amor a la persona que aman. Y tratarán de que la persona que aman no pierda, por culpa suya, la gracia y la virtud. Esto es signo de amor auténtico y verdadero.

P. Miguel A. Fuentes, IVE

Deja un comentario