¿Me gustaría saber cuál es la posición de la Iglesia ante los enfermos de Sida?

Pregunta:

Me gustaría saber cuál es la posición de la Iglesia ante los enfermos de Sida

 

Respuesta:

Hay que distinguir entre la actitud que hay que tener hacia los enfermos de Sida y la que hay que tener hacia la enfermedad del Sida y sus causas.

  1) Ante los enfermos de Sida la Iglesia predica la misericordia y el trato caritativo que merece todo enfermo, no importa cuál sea su enfermedad ni el modo en que la haya contraído. Elocuente ejemplo de esto es el hecho de que la Iglesia haya abierto casas para atender a estos enfermos, como por ejemplo las Hermanas de la Madre Teresa de Calcuta que abrieron el primer local para ellos en Estados Unidos. Si es posible ayudarlos a sanar hay que hacer, y si no, al menos explicarles el sentido del dolor y de la muerte, darles una puerta cristiana hacia la esperanza.

  2) En cambio, distinta es la actitud hacia la enfermedad en sí misma y hacia las causas de su difusión. Ante esto hay que tener en cuenta de que se trata de una grave epidemia, pero capaz de ser controlada. Siendo las principales vías de expansión la promiscuidad sexual (especialmente en el ambiente homosexual) y la drogadicción, hay que apuntar a dos cosas: informar con veracidad sobre el problema y  educar las virtudes que impiden los comportamientos ‘de riesgo’. Por tanto, es a través de la educación del amor verdadero, de la castidad conyugal y de la fidelidad matrimonial, como se puede canalizar una auténtica lucha de prevención contra el Sida. En cambio es totalmente falsa y perniciosa la campaña mal llamada ‘del sexo seguro’, es decir, el uso del preservativo para evitar el contagio. El preservativo, por un lado, no es técnicamente seguro; y, por otro, es falsa expresión del amor y por tanto sólo contribuye a crear una mentalidad de falso amor y de promiscuidad sexual, la cual es la mentalidad propia en que se cultiva la epidemia del Sida.

P. Miguel A. Fuentes, IVE

Deja un comentario