¿Qué es la globalización?

Pregunta:

Podemos decir que la globalización es el fenómeno por el cual las naciones desarrollan sus relaciones económicas, políticas y culturales sin encontrar las barreras que antes las obstaculizaban, esto gracias principalmente a la financiación de la economía y a los modernos medios de comunicación. Es ‘el fenómeno del tercer milenio’, nacido con la caída del muro de Berlín.

Respuesta:

Cuatro son las características principales de este fenómeno:

1°: Desarrollo a nivel planetario del comercio y de la economía

2°: Financiación de la economía

3°: Expansión de los mass media

4°: Crisis del actual modelo de estado asistencial (Welfare State), el gasto público y social han aumentado considerablemente la deuda interna de los países que han seguido este modelo.

¿Cuál es la postura de la Iglesia de frente a este fenómeno?

Juan Pablo frente a la globalización ofrece criterios de discernimiento:

-Es un fenómeno ambiguo: ‘las implicaciones éticas pueden ser positivas o negativas’. El crecimiento en la eficiencia económica y en la producción puede ofrecer mejores servicios a todos. Pero las consecuencias de la globalización serían negativas si se organizaba sólo para lograr los intereses de los poderosos.

-Debe analizarse la globalización a la luz de las justicias social.

-Hay que buscar ‘una auténtica cultura globalizada de la solidaridad’, que coopere tanto en la ayuda a los pobres como en la preservación de los valores de las culturas locales.

-Uno de los rasgos distintivos más relevantes de la globalización es el crecimiento de los mercados financieros: debemos tener en mente que ‘la actividad financiera, según sus propias características, debe dirigirse a servicio del bien común de la familia humana’. Un primer paso hacia la creación de este sistema ético podría ser la preparación de códigos de conducta para el sector financiero, sugería el Papa.

-La globalización ‘no debe violar jamás la dignidad y centralidad de la persona humana, ni la libertad y democracia de los pueblos’. Las personas no deben ‘convertirse en herramientas sino en protagonistas de su futuro’.

-Para que la globalización sea positiva debe regirse por la solidaridad, la participación y la subsidiariedad responsable.

-‘El crecimiento económico debe integrase con otros valores, de manera que se convierta en un crecimiento cualitativo’. El crecimiento económico debe incluir también inversiones en persona y en las capacidades creativas de los individuos que son los recursos básicos de la sociedad.

P. Miguel A. Fuentes, IVE

Deja un comentario