juego de la copa

¿Es lícito jugar al juego de la copa?

Pregunta:

Soy un joven de 17 años y tengo un grupo de amigos que se reúne a jugar al juego de la copa, o ‘Ouija’. Me han invitado, pero yo tengo algo de temor por algunas cosas que he escuchado. ¿Me puede usted ayudar? ¿Es malo el juego de la copa? ¿Por qué?

 

Respuesta:

Estimado:

Te respondo con este interesante artículo escrito por el P. Jordi Rivero (por gentileza dewww.corazones.org)

El ‘juego’ de la ouija consiste en poner las manos sobre una pequeña plataforma que se desplaza lentamente sobre un tablero, movida por alguna fuerza misteriosa. El tablero está inscrito con números y las letras del alfabeto. Los jugadores esperan respuesta a sus preguntas según las letras sobre las que se mueva la plataforma. La ‘diversión’ está en la curiosidad y el misterio de comunicarse con algún espíritu que revela secretos y, cuanto más parezca ‘funcionar’, más la ouija (y el espíritu detrás de ella) atrae y ata, hasta convertirse en una obsesión.

Un artículo que nos enviaron (no conocemos su autor pero representa bien la posición de los medios seculares) dice:

Mucha gente se ve atraída por la posibilidad de contactar con un ser querido ya muerto, otros sólo por curiosidad y otros para pasar el rato… La verdad es que con el tiempo la ouija está variando el destino del contactante en función de las nuevas creencias. Por ejemplo hay quien la utiliza supuestamente para contactar con seres extraterrestres, seres de otras dimensiones, ángeles, … En definitiva, parece que el juego del tablero hoy en día nos ofrece numerosas posibilidades.

Orígenes

Ya Pitágoras (540 a.C.) usaba un artefacto parecido cuando se reunía en ‘círculos’ en los que ‘una tabla mística que se movía con ruedas’ hacia signos que el filósofo y uno de sus estudiantes interpretaban a la audiencia como revelaciones del mundo invisible. En la China, antes del nacimiento de Confusio, se usaba algo similar, lo que parecía ser una forma ‘no peligrosa’ de comunicarse con los espíritus de los muertos.

El mundo del ocultismo abrazó con entusiasmo a la ouija. En 1853, en Francia, el ‘espiritualista’ M. Planchette, diseñó una ouija similar a la que hoy día es popular. Elija J. Nond, en USA, le hizo variaciones; William Fuld le compró los derechos y un año después la patentizó. Finalmente, en 1966, ‘Parker Brothers’ compró los derechos sobre el juego de la ouija y ha sido desde entonces su fabricante. Sin embargo la ouija, en diferentes versiones, se ha popularizado tanto que se puede obtener por infinidad de medios.

‘Parker Brothers’ y otros, para aumentar el mercado, han querido enterrar la relación de la ouija con el ocultismo. A estos señores lo que les interesa es popularizar el juego para hacer dinero. Prefieren decir que los jugadores buscan su ‘yo’ subconsciente para obtener respuestas. Según esta versión, la ouija trae a nuestra conciencia lo que está oculto en nuestro subconsciente. Como una llave para acceder a nuestro conocimiento interior.

Pero eso es pura ficción para cubrir una realidad más oscura. Cuando el hombre se abre a buscar respuestas más allá de lo que se puede llegar por el uso de la razón (estudio, lógica), entra en el campo de lo sobrenatural en el que sólo hay dos caminos: Dios y el demonio.

El mismo artículo arriba mencionado delata la verdad sobre este nefasto juego: ‘En definitiva (la ouija) es una manera más de intentar acercarnos al mundo de lo oculto, en busca de información de aquello que por el momento no podremos demostrar’.

Ahora existe una nueva versión de la ouija para el siglo XXI: un juego para ordenadores (computadoras). Es más sofisticado que el tablero pero su importe espiritual es el mismo.

Importe espiritual

Ciertamente nadie que conozca y ame a Dios busca su dirección por medio de la ouija. Dios se da a conocer (se revela), no por medio de juegos, sino a través de Su Hijo, Jesucristo. El nos lo enseña todo en la revelación que confió a Su iglesia.Quien desea buscar la verdad va a las Sagradas Escrituras y a las enseñanzas de la Iglesia. Entonces, con el corazón abierto al Espíritu Santo sabremos como aplicar las enseñanzas a la vida diaria.

Algunos empiezan a jugar ignorantes del mal que hacen. Pero lamentablemente muchos juegan por pura soberbia, pues sabiendo que ofenden a Dios continúan haciéndolo. Muchos me escriben, aún después que les he explicado sobre estas cosas, no buscando salirse sino preguntándome sobre el significado de los mensajes que aparecen cuando juegan. Si usted desea jugar con el demonio y descifrar sus mensajes, no busque mi ayuda. Escribo solo para alertar a los que no saben lo que es la ouija y ayudar a los que de verdad se quieran arrepentir.

No se puede justificar el uso de la ouija con el pretexto de entretenerse y curiosear lo oculto. La verdad es que al jugar con la ouija se abre la puerta al demonio cuyo objetivo es llevarnos el infierno.

El Primer Mandamiento prohíbe apelar a otro espíritu fuera de Dios. El rey Saúl recurrió a una mujer de Endor para conjurar el espíritu del difunto profeta Samuel y fue castigado por Dios (1 Sam 28: 8-17). Se trata del pecado de adivinación: querer ‘desvelar’ el porvenir recurriendo a espíritus (que en realidad son demonios).

Pero, ¿no rezan los católicos a los santos? Esto es muy diferente. A los santos no los invocamos jamás en forma de oráculo. Nos conformamos con pedirles que recen por nosotros y que nos ayuden en nuestro peregrinar. Les pedimos que nos ayuden a vivir lo que Dios nos manda, no a buscar otro camino.

Un defensor de la ouija escribe: ‘…aunque tradicionalmente se considera a la ouija un juego, los expertos de todo el mundo nos recomiendan que podemos disfrutar de ella, pero sin perderle el respeto.‘Estos ‘expertos’ se contradicen. Por un lado nos dicen que la ouija es solo un juego y rechazan toda advertencia de peligro contra ella, pero al mismo tiempo nos dicen que le tengamos ‘respeto’. Entonces, ¿Es un juego o es algo serio? Si estos ‘expertos’ le tuvieran respeto a Dios no quisieran ofenderle buscando en la ouija lo que sólo Dios puede dar: la verdad. Es cuestión de fidelidad.

Alguno me acusa de que mi oposición a la ouija ‘coarta la mente de la persona que le gusta indagar en lo oculto, priva a la mente humana de la investigación responsable‘.Debo aclarar que no coarto a nadie. A quien quiera jugar a la ouija solo le advierto en lo que se está metiendo. Queda libre para decidir. En cuanto a la ‘investigación responsable’, nada tiene de responsable tirarse de un décimo piso a ver que ocurre. Los peligros, especialmente los peligros para el alma, se conocen a la luz de nuestra alianza de fe con Dios. No hacemos lo que Dios prohíbe para ‘investigar’ ¿Hacían ‘investigación responsable’ Adán y Eva cuando comieron del fruto prohibido?.

La ouija nos atrae por la curiosidad y por la soberbia.

En un artículo favorable a la ouija leemos:

(La ouija) nos conquista haciéndonos creer que somos seres fabulosos, reencarnaciones de personajes famosos, … De modo que se hace casi irresistible volver a conectar para recabar más información.

El mismo artículo descarta todo peligro justificando que podemos mantener el control de la situación:

Así que mientras no te olvides que eres tú quien debe llevar la voz cantante se supone que no pasará nada.

¿Se supone que no pasará nada? Es notable la semejanza entre esta mentalidad moderna y la tentación de la serpiente en el paraíso:

Replicó la serpiente a la mujer: ‘De ninguna manera moriréis. Es que Dios sabe muy bien que el día en que comiereis de él, se os abrirán los ojos y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal.’ -Génesis 3,4-5

El demonio, sigue ofreciéndonos los consejos que le dieron tan buen resultado con nuestros primeros padres: ‘no morirán…serán como dioses’. Entonces ridiculiza a quién vea el peligro detrás de sus ‘juegos’.

Los efectos no son automáticos.

Puede ser que se juegue con la ouija muchas veces sin constatar perjuicio alguno. Puede que al principio parezca un juego inofensivo. El enemigo sabe que a veces es mejor esperar a que sus presas se adentren mas profundo en la trampa. Si tan solo logra distraer del camino recto ya ha logrado su cometido.

¿Cómo puede funcionar la ouija?

Siendo mucho más inteligente que nosotros, el demonio tiene conocimientos que nos parecen maravillosos pero que los utiliza para atraparnos y engañarnos. Puede además imitar voces y apariencias de personas que han muerto.

No debemos buscar conocer sino lo que Dios nos quiera revelar, ya sea por medio del uso natural de la razón sometida a Dios o por su revelación.

Hay que advertir que, aunque se use la ouija por curiosidad, se está abriendo camino para el demonio y no es de extrañar que la persona quede espiritualmente afectada. Los resultados pueden ser, por ejemplo, dificultades posteriores en la oración, fantasías, obsesiones y otras opresiones mentales. Puede ocurrir que la persona se envicie con la ouija. En ese caso la opresión del demonio sobre esa pobre alma se hace mayor. Se entra en lo oculto hasta convertirse en una fascinación.

¿Qué hacer?

Cuide de que la ouija no entre en su hogar.

No se deje influenciar por los que dicen que es sólo un juego inofensivo. Una mente consagrada a Dios tiene en El su guía y no se abre al vacío para buscar respuestas. Como sacerdote he conocido a muchas personas oprimidas por ese ‘juego’.

Si alguna vez, aunque por juego, has usado la ouija, arrepiéntase y confiéselocomo pecado contra el Primer Mandamiento.Renuncie a Satanás y prométale a Dios jamás recurrir a la superstición ni a lo oculto. Solo Dios es fuente de verdad. Si regresas al Señor con esta actitud NO TEMAS. Dios es infinitamente poderoso y misericordioso. CONFÍA EN SU PERDÓN. Dios ha venido a salvarnos. Todos somos pecadores. Si tan solo renunciamos al pecado y entramos por el Camino de Su gracia el enemigo nada podrá por mucho que amenace.

Señor, ‘no nos dejes caer en la tentación y líbranos del maligno’. Amén.


TESTIMONIOS SOBRE LA OUIJA

Solo incluimos nombres y referencias directas cuando tenemos permiso expreso del autor.

Nota del Teólogo Responde: Hemos seleccionado sólo algunos testimonios de los que trae el P. Rivero en su página y no hemos transcripto por razones de espacio sus respuestas. Estás se pueden encontrar en la página www.corazones.org


Alejandro advierte sobre la realidad que experimentó

Jugó con unos amigos una versión de la copa hasta que tuvieron terribles consecuencias. Puedes escribirle. Alejandro López.

Somos dos amigos de 17 años, que estamos aquí para pedirte una ayuda, nos hemos dejado vencer por la tentación, el mal ha entrado en nuestras vidas. Comenzare este relato mencionando que vivo en frente a una iglesia. Mi amiga ____ vive en frente del cementerio, suena tétrico pero es cierto. Siempre nos interesó la religión, somos muy devotos de San Francisco y de otros santos, pero como adolescentes, desde hace un año entramos en pecado, y dejamos que el mal nos lleve en el camino equivocado.

Entramos al cementerio y jugamos con la tabla ouija sobre una de las criptas. Al principiotodo estaba bien, solo era un juego, pensábamos que se movía por la fuerza de alguno de nosotros. Pero un día, al soltar el juego, la tabla comenzó a moverse sola, sentimos una energía rara en el ambiente, no se como explicarla, empezamos a sentir escalofríos, teníamos mucho miedo, no sabíamos que hacer. Nos miramos temblorosos y empezamos a correr. No sabíamos lo que pasaría. De pronto nos dimos cuenta que habíamos dejado la tabla en la cripta. Volvimos a buscarla y se encontraba en otra cripta al lado de la que habíamos estado jugando… Cuando íbamos a recoger la tabla empezó a moverse sola deletreando nuestros nombres. Dijo que nos conocía que no nos haría daño. Entonces nos pusimos a jugar. Inocentemente seguimos el juego, pero ayer por primera vez amigos nuestros quisieron jugar con Gabriel, (así es como se hace llamar) o a veces nos hace llamarlo arcángel….

Ayer cerca del mediodía fuimos yo, ______,______, otra _______mas y ________. Gabriel se enojo, no sabíamos como pedirle perdón, otra vez sentimos esa sensación de frío que sentimos el primer día, el vidrio de la bóveda que estaba al lado de la cripta estallaron, (la ouija) empezó a moverse sola y nos decía 12hrs—- 12 hrs…… No entendimos mucho hasta ayer a la media noche… que nos juntamos en la casa de ______ a tomar café y a jugar en la computadora. La primera situación desagradable fue que se abrió la ventana, después los picaportes, las luces se prendieron y se apagaron. El vidrio de su dormitorio se rompió. Muchos ruidos extraños empezaron a escucharse, muchas sensaciones comenzamos a sentir, frío que entraba por nuestros huesos, teníamos mucho miedo, no sabíamos que hacer, empezamos a sentir manos que nos acariciaban el cuello, y otras partes de nuestro cuerpo, no sabemos con quien nos metimos, tenemos miedo que sea el mismísimo diablo, estamos todo el día pensando que nos puede pasar, recurrimos al Padre, mi confesor, es una muy buena persona, pero me dijo solo que rece, pero aunque rezo los ruidos no pasan, el frío persiste, el miedo nos inunda, estamos arrepentidos de molestar a Gabriel, (sabemos que no es el arcángel Gabriel, que es imposible, pero lo seguimos llamando así igual,) por favor Padre encuentre una solución para nuestro problema…. se lo rogamos… Ud es nuestra única solución…. Desde ya si quiere publicar esto, le imploro que sea sin nuestros nombres, ya que no queremos que se entere nadie.


La trampa de la curiosidad

(2001) Somos varias chicas de 15 años. La pasada semana tuvimos una experiencia que no nos hizo mucha gracia. Nos enteramos de lo que en verdad era ese estúpido juego que nos ha hecho pasar miedo donde no hay que tenerlo. Todo empezó cuando una chica nos contó que ella lo había hecho varias veces y nunca la había pasado nada y se lo pasaba muy bien haciéndolo.

Por ello, nos empezó a picar la curiosidad y decidimos hacerlo. Una de nosotras preguntó por un espíritu, a raíz de este espíritu nos fueron saliendo seres que nosotras creíamos que eran familiares, estos eran espíritus y se reían de nosotras. Todo empezó bien pero se fue complicando cuando uno de ellos empezó a decirnos groserías y a mandarnos a hacer cosas que nosotras no queríamos, mandarnos a la iglesia a media noche. A otra de nosotras le dijo que estaba en su casa y que lo iba a pagar con sus familiares. Ella estaba nerviosa y asustada por diversas cosas: se sentía culpable y además algunos familiares se encontraban enfermos. Al final los espíritus la ‘perdonaron’ y nos dejaron cerrar.

Dos de nuestras amigas no se quedaron conformes de lo que habían visto, y al día siguiente decidieron hacerla de nuevo, estas lo hicieron en clase de historia, empezaron de cachondeo porque se burlaban y no se lo creían, hasta que le salio un espíritu haciéndose pasar por la abuela de una de ellas. Ellas se quedaron muy sorprendidas y empezaron a tomárselo en serio, este espíritu no las permitía cerrar si no le prometían que lo volverían a hacer en clase de religión si no atenderían a las consecuencias. Ellas asustadas le obedecieron, y lo volvieron a hacer. Este espíritu no se quedaba conforme y durante el día las mandaron hacerlo varias veces.

En la ultima sesión dos nuevas amigas se apuntaron a hacerla, pero volvió a suceder lo mismo, les dijo que la que supuestamente era su nieta se le aparecería a las 11 de la noche en su habitación y la amenazó con poseerla. A partir de ese día no la hemos vuelto hacer ni queremos volver a pasar ese miedo que sentimos. Nos dimos cuenta que lo que quería es seguirle el juego. Menos mal que el sacerdote de nuestro pueblo nos abrió los ojos haciéndonos ver el pecado que estábamos cometiendo hacia Dios, ¡¡¡GRACIAS!!!!!.

Nos gustaría decirle a gente como nosotras que este juego no nos lleva a ninguna parte ni a la felicidad si no al miedo y a la mala conducta. Con esto hemos aprendido a valorar mas nuestra alma y los espíritus que salen no son las personas que nosotros pensamos sino demonios abriéndonos elpaso hacia el camino del pecado.


Mi nombre es Hedley Andres, vivo en Tuxtla Gutierrez,Chiapas, México y tengo 18 años.

Enero 2002

Escribo para narrar lo que nos pasó con la ouija (juego de la copa).

Primero que nada empezó como un juego entre un primo y yo lo cual lo hacíamos como pura diversión así como para demostrar quien podía mas con eso.

Los días fueron pasando hasta el punto de volverse una obsesión de estar jugando con eso a diario. Todo transcurría con muy bien hasta que otro primo empezó a jugar también pero le hizo una pregunta que nosotros nunca hubieramos hecho: que se revelara. Así lo hizo. Primero empezó apagando las luces, luego como no creíamos lo que observábamos le pedimos que fuera mas convincente. Así que nos dijo que contestáramos el teléfono y en ese momento sonó y nadie quiso contestar y nos empezó a retar hasta el punto en que se enojó y empezó a saltar la tabla, y a decirnos muchas groserías.

Al día siguiente estábamos en mi cuarto cuando la caja donde teníamos la tabla empezó a saltar y por curiosidad la abrimos, así que empezó a amenazarnos que nos iba a matar a los dos y todo eso.

Al siguiente día camino a mi escuela tuve un accidente muy grave en mi carro por suerte no paso mas pero si nos entro mucho miedo. Al llegar a mi casa me enteré que todos los que estábamos el día anterior les había sucedido cosas en las cuales habrían podido perder la vida. Así que decidimos deshacernos de la tabla.

Pasado el día no fui a la escuela y nos fuimos con mi primo y mis amigos los cuales habíamos jugado a ver a diversas personas para preguntar como deshacernos de esa cosa, así que nos dieron diferentes métodos y optamos por el de quemarla y ponerle agua bendita y al final tirarla al agua de algún río.

Así que procedimos a quemarla en un sitio lejano a la ciudad, tardo en quemarse aun después de ponerle petróleo y gasolina no se quemaba cuando empezó a quemarse en ese mismo momento comenzaron a chillar los grillos y los perros que estaban por el lugar, el humo que sacaba era negro y se empezó a formar remolinos los cuales ya no se dirigían hacia arriba sino en dirección a donde estábamos. Inclusive se separó en dos remolinos cuando nosotros nos separamos. Todo fue una experiencia un tanto desagradable, pero a la vez de miedo a lo que eso nos pudiera hacer. Después de quemada la tiramos en medio de un río.

Bueno esa fue la experiencia que tuvimos la cual no quiero repetir.

Y espero que lo que cuento le sirva a otros lectores para que no lo hagan. Pueden pasar cosas peores que un simple accidente como el que tuvo cada persona que tocó la tabla y que estuvo presente el día en que la jugamos por ultima vez


Testimonio de una joven de 15 años, -2001.

(Nombre omitido por confidencialidad)

Hola: me llamo ——–, tengo 15 años, la verdad es que yo lamentablemente he sido una tonta… el año pasado supe de la ouija por una amiga, ahí empezó mi pesadilla.

Empezamos a jugar con ella, ahí conocimos a varios espíritus como por ejemplo U9 que era con el que siempre hablábamos…como dice ahí, yo me volví adicta, lo reconozco, fue mi culpa, pero nunca imaginé que se ocultaba detrás de la tabla ouija…deje a mi familia de lado por 4 malditos meses, ya me querían llevar al psicólogo. Mi error fue en 1er lugar llevarla a mi casa (esta era hecha de papel y aunque siempre la reemplazaba (yo podía hablar con ellos sin necesidad de la tabla era como si me hubiese acostumbrado a eso y para mi ya era normal) ahí empecé a ‘jugar’ sola con ella sin duda fue el error más grande de mi vida por que los meses que le siguieron fueron terribles para mi y no puedo aun olvidarlos y creo que jamás lo haré, claro no se lo desearía a nadie. Las cosas que viví superaron mis fuerzas sin duda y no tengo ánimos ni cara ni fuerzas para volver a contarlas y revivir esos momentos que aun me causan pesadillas.

Creo ser la única persona en el mundo que ha vivido esto de verdad ya que me costaron mas de 4 meses de mi vida, y un montón de cosas más…Si pudiera hacer algo por alguien así no dudaría en hacerlo…esto es un secreto que no he contado a nadie…

Creo que la tabla ouija excede a toda imaginación y que es altamente peligrosa y lo digo por experiencia propia, no es un juego, ni entretenimiento, ni siquiera para pasar el rato , no se debe hacer y listo….ocurren cosas terribles y busco un consuelo de poder saber más sobre ella, saber que tan mala puedo ser (es obvio que no he vuelto a tocar una, pero dejo marcas en mi vida que nadie podrá borrar) me gustaría poder decirle a alguien, explicarle porque no deben hacerla pero yo ya estuve en ese lugar y por mucho que me esfuerce se que no conseguiré nada…

Nunca pensé que una hoja pudiera hacer tanto y que esos espíritus tan ‘simpáticos’ fueran unos demonios…que casi me llevan a algo que no estaba dispuesta a hacer… Tengo compasión pero al mismo tiempo fe en que ese ‘juego’ desaparezca…yo por ahora estoy bien…es algo increíble pero lo estoy y doy gracias por eso..realmente me siento afortunada de salir con vida ya que casi no lo logro…

Ojalá que mis sueños se hagan realidad y que esa tabla nunca más sea ocupada por nadie..nadie merece tanto mal…tengo la esperanza en que alguien o algo hará algún día algo al respecto…yo ya no puedo mas … no me atrevo a luchar contra eso…mis manos tiemblan al escribir esto..todo esto..y los ruidos me asustan imaginándome la pesadilla de vuelta en mi vida… Espero tener respuesta…si puede claro y si quiere poner esto le rogaría que no fuera mi nombre porque lo anterior lo viví sola y nadie es testigo…por lo mismo quiero dejar fuera a todo tipo de familiares, amigos y gente que me conozca para que no piensen o crean que mi bajón de hace ya mas de un año lo causó esto que le conté, quiero dejarlos al margen…de todo eso…para así yo también poder olvidar….

Un consejo de alguien que sabe lo que dice…. ‘maldición, no necesitan hacer eso, es solo un truco, no se consigue nada bueno, encontrarán mas que diversión un final…’

Chao..


Alejandro Witzel

Desde Argentina nos escribe:

Estimado Padre,

Soy de Argentina, tengo 36, casado, con 3 hijos, y tengo un hermano de 33 años, quería referirme a Ud sobre el tablero OUIJA, aquí también llamado JUEGO DE LA COPA, ya que se reemplaza el tablero por papelitos con las letras y los números, y se reemplaza el triángulo por una copa que es la que supuestamente se mueve.

Quería relatarle la historia de mi hermano, que a la edad de 14 o 15 años comenzó a jugar con un compañero de colegio, y en donde EL ESPÍRITU que les hablaba les relató cosas como la guerra de Malvinas, (que posteriormente sucedió), les dio poder para adivinar algunas y determinadas cosas, ellos le pidieron una vez a este ESPÍRITU, que les dijera un número de la lotería para ganar mucho dinero, pero el ESPÍRITU les dijo que AUN NO ESTABAN PREPARADOS, finalmente llegaron al punto en que le dijeron a una compañera de grado que fuera a otra aula del colegio separada de la de ellos y que abriera un libro cualquiera en cualquier página, y ellos comenzaron a escribir en una hoja TODO LO QUE ELLA ESTABA LEYENDO, cuando ella se acercó nuevamente al aula donde estaba mi hermano y leyó lo que ellos habían escrito, se puso a gritar y salió corriendo, ya que HABÍAN ESCRITO HASTA LA ULTIMA COMA DE CUANTO ELLA HABÍA LEÍDO.

En la última SESIÓN, le preguntaron insistentemente quien era esta ENTIDAD REALMENTE y contestó textualmente = ‘SOY EL DEMONIO Y VOY A ENTRAR EN USTEDES’, entonces mi hermano se sacó una medallita con la Virgen y se la arrojó a la copa, la misma salió disparada hacia la pared contigua y se hizo añicos, y la cadenita que sostenía a la Virgen se hizo con muchos nudos. Mi hermano y su compañero salieron aterrorizados del lugar donde hacían estas SESIONES y fueron a ver (en ese momento) al Obispo de San Justo (Monseñor Jorge Carlos Carreras, actualmente fallecido), él los reprendió severamente, los hizo confesarse, les practicó un exorcismo y los hizo comulgar durante muchos días. Luego de este episodio, mi hermano durante muchos años no pudo dormir con la luz apagada.

Yo he leído un informe psicológico sobre el OUIJA, y dice que se trata de SI en alemán (JA) y SI en francés (OUI) y que en realidad uno juega contra si mismo, existiendo el peligro de un desdoblamiento de la propia personalidad. Es decir que aparentemente es psicológico. Pero yo particularmente por la experiencia de mi hermano creo que es una puerta abierta al demonio.

Si este testimonio sirve para alguien tiene mi autorización para publicarlo.

Un saludo cordial.

Deja un comentario