Me gustaría conocer su opinión sobre los escritos de la vidente Vassula Ryden

Pregunta:

Me gustaría conocer su opinión sobre los escritos de la vidente Vassula Ryden

 

Respuesta:

Estimado:

Según dice la misma Vassula Ryden en en el libro ‘¿Quién es Vassula?’, en la introducción al primer volumen y en la página 287 del segundo volumen, ella nació en Egipto el 18 de enero de 1942 y es hija de padres griegos. Se casó en 1966 con un sueco luterano del cual se divorció en 1980 para casarse al año siguiente con otro sueco luterano. Ejerció como pintora, jugadora de tenis y modelo. Durante treinta años (1955-1985) jamás puso los pies en una iglesia a no ser por compromisos sociales. A fines de noviembre de 1985, mientras escribía una lista de compras, sintió un temblor en la mano. Era Dan, su ángel de la guarda, quien dibujaba una imagen de sí mismo sobre el papel. Estos mensajes duraron hasta la Pascua de 1986, cuando el mismo Jesús comenzó a comunicarse con ella. Desde entonces y hasta hoy, Dios viene llenando cuadernos y cuadernos de mensajes, anunciando su retorno inminente, pidiendo para ello de forma insistente la unión de todas las iglesias cristianas y advirtiendo a los hombres cuán doloroso será el proceso de purificación que afectará al mundo. Tales son los datos ‘biográficos’ de Vassula según nos son presentados en sus mismas obras. Recordemos que los ortodoxos son cismáticos, por lo tanto, hablamos de una ‘vidente’ cismática.

Algunos sacerdotes han tomado en serio a esta mujer y han avalado sus presuntas revelaciones, como Fray Cristian Curty, O.F.M. del Movimiento Sacerdotal Mariano, quien se dio el trabajo de escribir un artículo de trece páginas sobre el asunto en la introducción al sexto volumen de las obras de Vassula. Al parecer también el conocido teólogo René Laurentin.

Sin embargo se trata de una falsa vidente, como se ha encargado de advertir laCongregación para la Doctrina de la Fe en laNotificación del 6 de octubre de 1995(que puede encontrar en L’Osservatore Romano, 3 de noviembre de 1995, p. 2):

‘Muchos obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos se dirigen a esta Congregación para tener un juicio autorizado sobre la actividad de la señora Vassula Ryden, greco-ortodoxa, residente en Suiza, que está difundiendo en los ambientes católicos de todo el mundo, con sus palabras y sus escritos, mensajes atribuidos a presuntas revelaciones celestiales. Un análisis atento y sereno de todo el asunto, realizado por esta Congregación y orientado a ‘examinar si los espíritus vienen de Dios’ (1 Jn 4,1), ha puesto de manifiesto, junto a aspectos positivos, un conjunto de elementos fundamentales que deben considerarse negativos a la luz de la doctrina católica.

Además de destacar el carácter sospechoso de las modalidades con que se producen esas presuntas revelaciones, es preciso subrayar algunos errores doctrinales contenidos en ellas.

Entre otras cosas, se habla con un lenguaje ambiguo de las Personas de la Santísima Trinidad, hasta el punto de que se confunden sus nombres y las funciones específicas de las Personas divinas. Es esas presuntas revelaciones se anuncia un inminente período de predominio del Anticristo en el interior de la Iglesia. Se profetiza, en clave milenarista, una intervención resolutiva y gloriosa de Dios, que estaría a punto de instaurar sobre la tierra, antes de la venida definitiva de Cristo, una era de paz y bienestar universal. Además, se anuncia que próximamente se llegará a formar una Iglesia que sería una especia de comunidad pan-cristiana, en contraste con la doctrina católica.

El hecho de que en los escritos posteriores de la señora Ryden esos errores no aparezcan, es signo de que los presuntos mensajes celestiales son sólo frutos de meditaciones privadas.

Además, la señora Ryden participando de forma habitual en los sacramentos de la Iglesia católica, a pesar de ser greco-ortodoxa, suscita en diversos ambientes de la Iglesia Católica no poco asombro, parece colocarse por encima de cualquier jurisdicción eclesiástica y de toda regla canónica, y crea de hecho un desorden ecuménico que irrita a no pocas autoridades, ministros y fieles de su propia Iglesia, situándose fuera de la disciplina eclesiástica de la misma.

Teniendo en cuenta que, a pesar de algunos aspectos positivos, el efecto de las actividades llevadas a cabo por la señora Vassula Ryden es negativo, esta Congregación solicita la intervención de los obispos para que informen de forma adecuada a sus fieles, y no se conceda espacio alguno en el ámbito de sus respectivas diócesis a la difusión de sus ideas. Por último, invita a todos los fieles a no considerar sobrenaturales los escritos y las intervenciones de la señora Vassula Ryden y a conservar la pureza de la fe que el Señor a confiado a la Iglesia.’

En Cristo y María,

P. Miguel A. Fuentes, IVE

Deja un comentario