¿Qué es la ‘Programación neurolínguistica’?

Pregunta:

Tengo la curiosidad de saber bien o estar mejor informado de que es realmente la Programación Neuro Lingüística. Quisiera información al respecto.

 

Respuesta:

Estimado:

Un defensor y propagador de la neurolinguística habla de ella diciendo: ‘La Programación Neuro Linguística (PNL) tiene sus orígenes en la década del ’70 en la Universidad de California, en Santa Cruz, EEUU, donde Richard Bandler (matemático, psicólogo gestáltico y experto en informática) y John Grinder (lingüista) estudiaron los patrones de conducta de los seres humanos para desarrollar modelos y técnicas que pudieran explicar la magia y la ilusión del comportamiento y la comunicación humana. El origen de su investigación fue su curiosidad por entender cómo a través de la comunicación y del lenguaje se producían cambios en el comportamiento de las personas. La PNL es el estudio de la experiencia humana subjetiva, cómo organizamos lo que percibimos y cómo revisamos y filtramos el mundo exterior mediante nuestros sentidos. Además explora cómo transmitimos nuestra representación del mundo a través del lenguaje. La PNL es una escuela de pensamiento pragmática que provee herramientas y habilidades para el desarrollo de estados de excelencia en comunicación y cambio. Promueve la flexibilidad del comportamiento, el pensamiento estratégico y una comprensión de los procesos mentales. En momentos en que la comunicación se ha ubicado en el centro de la preocupación global, la PNL ocupó rápidamente un lugar estratégico entre las disciplinas que permiten a los individuos optimizar los recursos. Originalmente concebida para los procesos terapéuticos, los resultados que se sucedieron en forma extraordinaria lograron que su utilización trascendiera esa frontera. Médicos, psicólogos, educadores, profesionales de distintas áreas y empresas de gran envergadura, aplican actualmente la PNL, tanto para el desarrollo individual como para la optimización de cada grupo humano’.

Algunas observaciones importantes.

Con cierta razón a veces la PNL ha sido relacionada con la New Age. Esto se debe a varias causas:

1) El término ‘programación’ y el modo en que algunos autores abordan el tema dan la falsa idea de que se trata de una clave de felicidad, una especie de solución de los problemas humanos. Sin embargo, desde este punto de vista, hay un gran ausente: Dios. Asimismo no dice que en el fondo nuestra sed de felicidad es sed de Dios.

2) En algunos autores hay una contaminación de cierto relativismo filosófico, panteísmo, orientación antroprocéntrica, y otras ideas ambiguas.

3) Algunos autores hablan de una energía cósmica, una fuerza organizadora del universo o algo semejante. Puede deberse también a una cuestión de marketing, para ‘vender’ la PNL en ambientes propios de la New Age.

4) La dimensión espiritual humana es ignorada.

Es cierto que ha tenido, y puede tener, resultados positivos en determinados casos de depresiones, fobias, traumas, complejos y otros males psíquicos. Pero para muchos de estos problemas no apela sino a ciertos elementos de la ascética religiosa, aunque despojados de la dimensión religiosa (tienen ejercicios que se asemejan a algunos modos de oración de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio, como la ignaciana ‘aplicación de sentidos’). Parece, así vista, como una espiritualidad desespiritualizada.

Por otra parte, lo que terapéuticamente puede producir algún beneficio psicológico es la insistencia en actitudes positivas ante la vida o reinterpretaciones sublimadas de determinadas situaciones vividas, o la insistencia en el altruismo y heroísmo. Justamente, una buena práctica religiosa garantiza eso y mucho más.

Hay que tener en cuenta además que restringiendo todo su trabajo a un horizonte puramente natural, o aspirando a una mera felicidad natural, no puede alcanzar sino un éxito relativo e incluso transitorio. Sólo un sentido auténtico de la vida (que lo da el sentido de Dios como Fin Último) puede dar una explicación a la vida toda que abra la persona a la trascendencia.

Esto es un gran límite.

Junto a esto, no se puede negar que explica cómo la comunicación influye en el proceso de aprendizaje; muestra cómo recibimos la información y cómo el tratamiento que a ésta se da se refleja en nuestra actuar. Insiste en valores verdaderos, como el ser realista, optimista, etc.

Es, pues, un arma de doble filo. Tiene elementos utilizables pero en un trasfondo dudoso (y en algunos autores, incluso erróneo filosófica y teológicamente, y por tanto incompatible con la fe). Por tanto, no cualquier persona está en condiciones de filtrar los elementos utilizables; probablemente quede pegada justamente en aquellos que pongan en tela de juicio su fe, o lo conduzcan a una especie de psicologismo, es decir, explicar todo por razones psicológicas.

P. Miguel A. Fuentes, IVE

Deja un comentario