posesión

Sobre la posesión diabólica ¿Puede una persona ser poseída por el demonio en contra de su voluntad?

Pregunta:

Hace 2 o 3 meses leí en el ZENIT que una chica fue a la audiencia del Papa y se vio que estaba poseída por el demonio. El artículo decía como que estaba poseída contra su voluntad, porque en momentos de lucidez lo sufría mucho. ¿Es posible que el demonio posea a una persona contra su voluntad y libertad?

Respuesta:

Estimado:

Ciertamente que puede suceder.

Se dan los dos casos: aquel en el que un pecador ofrece su persona al diablo (y como resultado se da un caso de posesión diabólica) y aquel en el que el demonio entra contra la voluntad del poseso. En este segundo caso, a su vez, puede ocurrir que la persona posesa haya merecido la posesión como castigo de sus pecados (suele a veces darse como consecuencia de jugar con cosas de superstición), o bien que sea una permisión divina para más santificar a una persona (conocido es el caso, en el siglo XIX del Padre Surin, poseído por el demonio mientras él mismo realizaba una serie de exorcismos; sus memorias, al respecto, han sido muy valiosas para mostrar cómo el demonio no tiene ninguna influencia sobre la voluntad del poseso, a menos que éste consienta sus tentaciones; su acción directa se limita a la esfera de lo corporal).

P. Miguel A. Fuentes, IVE

5 comentarios en “Sobre la posesión diabólica ¿Puede una persona ser poseída por el demonio en contra de su voluntad?

    1. Estimada Ttina: En principio, si hay una verdadera posesión, es necesaria la intervención de la Iglesia para las oraciones de liberación y particularmente para el exorcismo; pero Dios no está sujeto a ninguno de estos medios, y bien podría dar por terminada la posesión sin ningún exorcismo. Esto ya depended de su Voluntad divina. P. MF

    1. Estimada Ttina: la puerta de abre de muchos modos: con la adoración diabólica, cometiendo pecado especialmente graves (como el derramamiento de sangre inocente o el abuso de niños), invocando al demonio, jugando con cosas diabólicas (juego de la copa), buscando respuesta en el Ocultismo, iniciándose en las prácticas de la Nueva Era, etc. P. MF

Deja un comentario