pentateuco

¿Son históricos los primeros cinco libros de la Biblia?

Pregunta:

Estimado Padre: En relación a los primeros capítulos del Libro del Génesis, en donde se narra la creación del mundo, me gustaría me aclarara si el texto es metafórico o histórico y real. ¿Descendemos todos de Adán y Eva? ¿Adán y Eva, fueron una pareja realmente, o fueron un grupo al que Dios les insufló el alma, y de ellos descendemos todos? ¿Existían otras personas en los tiempos de Adán, Eva, Caín y Abel? Agradeciendo su paciencia y felicitándolo de todo corazón por el invaluable servicio que se presta por esta vía, lo saluda atentamente, J. M.

Respuesta:

Estimado:

Existen tres documentos principales que han tocado el tema: dos de la Pontificia Comisión bíblica (30 de junio de 1909 y 16 de enero de 1948) y la Encíclica Humani Generis, de Pío XII, del año 1950.

1) Comisión Bíblica (30 de junio de 1909) (cf. Denzinger-Hünermann, 3512-3519). Establece sintéticamente:

a) No tienen sólido fundamento los sistemas que con apariencia de ciencia excluyen el sentido literal de los tres primeros capítulos del Gn.

b) No puede enseñarse lo siguiente:

-que no contienen narraciones de cosas realmente sucedidas respondiendo a la realidad objetiva e historia, sino fábulas tomadas de mitologías y cosmogonías antiguas acomodadas por el autor sagrado a la doctrina monoteísta;

-que se trata de alegorías y símbolos, destituidos de todo fundamento real, ordenados a inculcar verdades religiosas y filosóficas;

-que se trata de leyendas, en parte históricas y en parte ficticias, libremente compuestas para instrucción o edifica­ción de las almas.

c) No puede ponerse especialmente en duda el sentido literal histórico donde se trata de hechos narrados tocantes a los fundamentos de la religión cristiana, a saber:

-creación de todas las cosas por parte de Dios

-peculiar creación del hombre

-formación de la primera mujer del primer hombre

-unidad del linaje humano

-felicidad original de los primeros padres en el estado de justicia, integridad e inmortalidad

-el mandamiento impuesto por Dios para probar la obediencia

-la transgresión, por persuasión del diablo

-pérdida del estado primitivo de inocencia

-promesa del Reparador futuro.

d) Es lícito a cada uno seguir la sentencia que prudentemente aprobare allí donde han entendido diversamente los Padres y Doctores, salvo el juicio de la Iglesia y la analogía de la fe.

e) No es necesario que todas y cada una de las palabras y frases han de ser tomadas siempre en sentido propio, especialmente cuando las locuciones sean metafóricas o antropomórficas.

f) Salvado el sentido literal e histórico, puede emplearse la interpretación alegórica y profética de algunos pasajes, si­guiendo a los Santos Padres.

g) No ha de buscarse en la interpretación de estas cosas exac­tamente y siempre el rigor de la lengua científica.

h) El lícito discutir libremente entre los exégetas el significado del término día (Yôm).

2) Comisión Bíblica (16 de enero de 1948) (cf. Denzinger-Hünermann, 3862)

Reivindica el valor del documento de 1906 hasta el punto tal de no reconocer ninguna necesidad de promulgar otros decretos sobre el argumento. Enseña que el género histórico usado por los autores sagrados no concuerda exactamente con nuestro concepto de historia moderna; pero al mismo tiempo sostiene que esto no quiere decir que esos relatos no contengan historia verdadera. Esto será aclarado en 1950 en la Humani Generis.

3) Encíclica Humani Generis (12 de agosto de 1950) (cf. Denzinger-Hünermann, 3898-3899)

Especialmente sostiene el monogenismo y da la correcta interpreta­ción de la carta de la Comisión Bíblica de 1948 al Card. Su­hard afirmando que los once primeros capítulos del Gn, “aunque propiamente no concuerdan con el método histórico usado por los eximios historiadores greco-latinos y modernos, no obstante pertenecen al género histórico en un sentido verdadero, que los exegetas han de investigar y precisar” (Humani generis, 31).

P. Miguel A. Fuentes, IVE

Deja un comentario