gnosticismo

¿Qué es el gnosticismo?

Pregunta:

Me interesa saber su opinión sobre qué es el gnosticismo, y si considera que vivimos en una sociedad gnóstica… y cuál es el alcance de la afirmación que ‘el pecado original es un pecado de gnosticismo’.

 

Respuesta:

La Enciclopedia Hispánica dice sobre el gnosticismo: La palabra gnosis (término griego que significa ‘conocimiento’) se emplea, al tratar del movimiento filosófico y religioso al que dio nombre, como alusión a un conocimiento esotérico, adquirido no por aprendizaje u observación empírica, sino por revelación divina. La gnosis, posesión de los iniciados, se oponía a la pistis, o mera creencia. Los elegidos que recibían la gnosis experimentaban una iluminación que era regeneración y divinización, y conocían simultáneamente su naturaleza y su origen auténticos. Se reconocían en Dios, conocían a Dios y aparecían ante sí mismos como emanados de Dios y ajenos al mundo. De esta forma adquirían la certidumbre definitiva de su salvación para toda la eternidad.

El corpus de nociones compartido por sus diversas escuelas gnósticas puede sintetizarse en tres grandes temas: la miseria del hombre, prisionero de su cuerpo, pues el gnóstico consideraba a su alma procedente de una realidad supramundana; la dualidad cósmica, en la que el mundo visible, malo y tenebroso, había sido creado por un demiurgo -elemento típicamente neoplatónico- perverso, mientras que existía otro Dios bueno pero desconocido; y, por último, el apocalipsis gnóstico, en virtud del cual el mundo malvado sería sustituido por el reino divino. Los pneumáticos (conocedores puros de la gnosis) ascenderían hasta el pleroma, reino de la luz y la perfección, y el fuego latente oculto en el cosmos se avivaría y consumiría toda la materia con él.

Es preciso hacer notar, sin embargo que, por su propio carácter esotérico, las distintas escuelas gnósticas desarrollaron formas especulativas muy diversas. La mayor parte de los estudios tienden a considerar la existencia de una gnosis no cristiana, que englobaría movimientos como el hermetismo y el maniqueísmo, y de una gnosis cristiana, herética. Esta última, desarrollada en el siglo II por Basílides y Valentín, afirmaba la realidad de un Dios trascendente y desconocido en tanto que identificaba al demiurgo creador del corrupto mundo físico con el Jehová bíblico. Los ataques a estas tesis por teólogos cristianos como Hipólito y san Ireneo son la causa principal de que el gnosticismo fuera considerado ante todo como una desviación del cristianismo.

En cuanto a lo segundo, se puede considerar que el pecado original es un pecado de gnosticismo, en cuanto se trata de adquirir un conocimiento de orden sobrenatural, pero independientemente de la gracia de Dios. Esto es lo que se deduce de las palabras del Génesis: ‘vio Eva que el fruto era deleitable para alcanzar sabiduría’; y la serpiente le ofrece el ‘ser como Dios’.

P. Miguel A. Fuentes, IVE

Deja un comentario